Descubre las claves para armar un spa en casa

by Francisca Maturana

A estas alturas del año y después de lo intenso que ha sido el último tiempo, probablemente todos necesitamos un momento de relajo y desconexión. Algunos pueden lograrlo haciendo deporte o meditando, pero a veces lo único que necesitamos es un día de spa. Lo mejor de todo es que no es necesario salir de la casa para lograrlo. ¡En serio! Acá te dejamos algunos consejos para que puedas disfrutar de un relajante día de spa sin salir de tu casa.
............................................................................................................... 

Despeja tu agenda
No es necesario dejar toda una tarde libre, pero sí lo ideal es que el momento de relajo sea sin elementos externos que generen distracción. Bloquea tu agenda, pon el teléfono en modo avión, cierra la puerta y olvídate del resto del mundo por un rato. ¡Ojalá por una hora al menos! 

Prepara el espacio
Para lograr relajarte y desconectarte, lo ideal es tener un espacio tranquilo, que sea como un escape. Uno de los lugares favoritos para lograrlo es la tina: podemos cerrar la puerta del baño y olvidarnos de lo que pasa afuera por un rato. Y, por lo mismo, lo mejor es tener todo a mano. Un elemento muy útil son las bandejas para poner sobre la tina. Ahí puedes dejar desde las cremas que quieras usar, hasta el libro que vas a leer. También puede servir para apoyar un tablet si decides ver una película o una copa de vino.

Que no falten las velas
Puede parecer como de película, pero en una tarde de spa no pueden faltar las velas. Hacen que se arme un ambiente que ayuda a relajarse, gracias a esa luz tenue y también al aroma. Y si hablamos de aromaterapia, también es buena idea agregar un difusor o aromatizador de ambientes.

Como en un hotel
Y es imposible pensar en una tarde de spa sin imaginarse en uno de hotel. Y aunque estemos en la casa, igual se puede lograr algo de esa experiencia con pequeños detalles. Por ejemplo: toallas de buena calidad. De esas blancas, grandes y suaves. Otro detalle importante es tener una buena bata, porque no hay como salir de la tina, ponerse la bata y alargar un poco más el momento spa: darse un tiempo para las cremas, mascarillas y todo lo necesario.

 Bombas, sales y mascarillas
Una buena serie o un libro de esos que se acumulan en el velador siempre son necesarios para una tarde de spa, pero no hay que olvidar los otros accesorios: mascarillas, exfoliantes, bombas efervescentes o sales de baño. Sin ellos, no sería lo mismo. Intenta elegir aromas relajantes, como la lavanda y aprovecha de hacer todas esas rutinas que a veces son más difíciles de lograr durante la semana.

Después de todo esto, solo queda desconectarse y disfrutar.

Fotos Emily Herderson / Fed and Fit / Home whit Holiday / Camille Styles / Etsy

...............................................................................................................

¿Te animas a preparar tu propio spa en casa?

>> Ingresa AQUÍ y encuentra cientos de productos para inspirar ese momento de relajo que necesitas.

...............................................................................................................

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.